El canto del cisne

18, julio, 2007

Cumpleaños

Filed under: Pequeñas cosas felices — Schwan @ 8:39 am

Hoy celebro un día, el día feliz de tu llegada; hija mía, a nuestros brazos.

Terminaba la mañana de sosiego estival cuando pude verte, que no sentirte, puesto que ya te sentía desde que Dios me concedió la dicha de que estuvieras en mí. No imaginas la felicidad que supuso para nosotros; para tu padre y para mí, abrazarte, rodearte con nuestros brazos, y besarte, y mimarte y quererte con locura.

Hoy hace ya veinte años. Los años han ido pasando, rápidos como el viento; y has ido floreciendo, creciendo tu alma, tu mente y tu cuerpo. Pero aún conservas, cuando te veo, el calor entrañable de mi primer beso. Y gracias a eso, ahogas la nostalgia de aquél recuerdo.

Que sigas muchísimos años siendo la misma, para que cuando seas vieja, con la cabeza cana, conserves intacta la clara luz de tu mirada.

Te queremos, niña mía.

Anuncios

Blog de WordPress.com.