El canto del cisne

21, abril, 2010

Pobrecita…

Filed under: Gobierno — Schwan @ 11:19 am

La señora de Zapatero está triste y se siente enjaulada. Al menos eso ha dejado dicho por medio de sus amistades en “Vanity Fair”. Cuando busqué la revista y la leí, mi impresión fue aún más desoladora porque para mi que nuestra Sonsoles sufre en su papel de presidenta. Me resultó inevitable recordar a Amparo Illana, Ana Botella o a Carmen Romero, la “ex” de Felipe González. Qué diferencias, madre mía… en lo que hemos venido a quedar.

Parece ser que ir con cargo al presupuesto (que es como decir a nuestro cargo, naturalmente), a las rebajas en Londres no la alegra. Tampoco la alegra vestir diseños de Elena Benarroch (progre, naturalmente), o nadar en una piscina climatizada de dimensiones olímpicas. Está triste y no consigue regocijarse porque quizá le guste más prepararle la comida a sus niñas, pagar su hipoteca como cualquier hijo de vecino o ver cómo gaitas llega a final de mes (cosas muchísimo más emocionantes, naturalmente). Tampoco se solaza con esas entradas VIP para la Ópera de París, ni con los paseos melancólicos en los atardeceres del Sena (cualquiera de nosotros viajaría en clase turista y se lo pagaría a plazos, naturalmente), ni con los cafés que, cuando se siente más agobiada, se va tomar con sus amigos de León (tirando de escoltas y seguridad, naturalmente, a nuestro cargo).

La presidenta se siente enjaulada, como en una pajarera, en ese palacete llamado Moncloa que la aprisiona, que la recluye. No se imagina esta señora la de candidatas (yo misma), que echamos de menos vivir el día a día sin tener que ocuparnos de la cisterna que gotea, del recalo del vecino, de los niños del residente en el piso de arriba que molestan cantidad. Y aún más, sin tener que preocuparse de qué poner para comer, para cenar y qué preparar cuando viene alguna visita. Oye, y que si toco una campanita nadie me hace ni puñetero caso. Con la ilusión que eso me hace a mi.

Ya le dijo su esposo, en una confidencia que seguramente le salió de lo profundo del alma: Ni te imaginas, Sonsoles, la de cientos de miles de españoles que podrían ser presidentes del Gobierno. Transido de sinceridad, nuestro presidente reconoció que, para lo que él ha hecho, cualquiera podría haberlo hecho; incluso mejor. Una emocionante confesión que le abrió los ojos. Desde entonces, desde que fue capaz de reconocer que, para lo que hace su Zapatero, cualquiera sirve; sólo ansía volver a ser una señora de provincias.

Y es que, desde que es presidenta, sólo se siente mejor, casi libre, en Barcelona. Y yo, como el Barça es mes que un club, y sintiendo en lo profundo del alma los desasosiegos de Sonsoles he pensado una solución: ¿porqué el mes que un club no le organiza un partido benéfico para propiciar su vuelta a León? Ella sería enormemente feliz asistiendo al evento, pudiendo pasear a sus estilosas, distinguidas y elegantes niñas y, sobre todo, cogiendo el camino de vuelta hacia León del brazo de su querido marido. No sabe el Barça, Sonsoles y sus góticas lo agradecidos que les quedaríamos todos los españoles.

Anuncios

2 comentarios »

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Blogs HO. Blogs HO said: Pobrecita… http://bit.ly/c8i429 […]

    Pingback por Tweets that mention Pobrecita… « El canto del cisne -- Topsy.com — 21, abril, 2010 @ 12:31 pm | Responder

  2. […] http://feeds.feedburner.com/wordpress/yssO Comparte esta […]

    Pingback por Pobrecita… | TengoPolitica.com — 21, abril, 2010 @ 8:17 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: